La proactividad se refiere a la forma en que un individuo asume el control de su conducta frente a la vida. Significa que hombre o mujer son responsables de lo que sucede a partir de sus actos. La proactividad es una constante elección: decidir, hacer, crear, pensar y actuar.
Mediante la proactividad mantenemos en alerta la capacidad de decisión y forjamos un espíritu de libertad responsable.
¿De dónde proviene el término?
El término se asocia al neurólogo y escritor austriaco Víctor Frankl, escritor del libro: “El hombre en busca de sentido”. Sus observaciones, principalmente tratan de sus experiencias como prisionero de un campo de concentración nazi; se enfoca en la forma en que actuamos ante situaciones adversas. Él dice que a pesar de perder la dignidad nunca se pierde la capacidad mental, es decir, el ánimo de pensar y contrarrestar los impulsos que nos llegan del exterior.
El término ha sido motivo de estudios y libros de desarrollo personal. En la actualidad, es una exigencia cotidiana. ¿Por qué no hacerlo en un mundo donde todo el tiempo se toman decisiones? Quien decide actuar o no somos nosotros. Las reflexiones que hace Frankl en su libro, se resumen en la capacidad de ser libre aún ante la adversidad. Su ejemplo radica en la capacidad que tuvo de defender su libertad interior.
¿Cómo son las personas proactivas?
Las personas proactivas tienen el control de las situaciones porque poseen valores y creencias definidas. Su energía es positiva, por lo tanto son capaces de influir en las personas. Saben lo que necesitan y actúan conforme a esto.
¿Cómo ser proactivo?
Respeta tus opiniones
Muestra tus ideas ante los demás. No determines tus creencias o valores por el contexto en el que te desarrolles. Se firme.
Acepta otros puntos de vista
Valora las ideas de otros. Las aportaciones que encuentres en ellas te ayudarán a enriquecer tu vida y a elevar tus conocimientos.
Persevera
Ejercita tu voluntad. Si deseas conseguir algo no te detengas, actúa conforme a tus principios.
Confía en tus ideas
No dudes en lo que deseas expresar y compartir con otros. Tus ideas son el motor principal de todas las aportaciones que hagas tanto en tu vida personal como profesional.